Según la última estimación de la Comisión Mundial de Represas, realizada en el año 2000, en Brasil ya han sido construidas 2000 represas, que han provocado el desplazamiento forzoso de alrededor de 1.000.000 de personas, de las cuales 70% no han recibido ningún tipo de indemnización. El propio Consejo de Defensa de los Derechos de la Persona Humana, de la Secretaría de Derechos Humanos de la República de Brasil, reconoció en su informe de 2010 la existencia de un patrón de implementación de represas que provoca, de forma sistemática, la violación de 16 derechos humanos de las poblaciones afectadas, que acentúa las graves desigualdades sociales y que provoca situaciones de miseria y desestructuración social, familiar e individual. El Movimiento de Afectados por Represas, hace más de 20 años, lucha organizando a las familias afectadas, en la defensa de sus derechos, dando especial atención a la organización y participación política de las mujeres, buscando formas de trabajar con las violaciones impuestas en los procesos de construcción de las hidroeléctricas, bien como asociar a esta iniciativa la construcción de espacios que trabajen la dimensión de la subjetividad, tomando en cuenta que estas violaciones resultan en procesos traumáticos de pérdida de los lazos familiares y culturales.

Filmes

Small cartaz esp

2016 · 66 min

Documental

"En medio de la Amazonia existen personas y esas personas hablan. Y si las personas no hablan, el Río va a hablar”. Prostitución...

Relatos de una Guerra Amazónica